COMPROMISO

La cuestión es si vas a comprometerte contigo mismo.
Si no tienes ningún síntoma físico, pero sabes qué dirección debes tomar para lograr más salud y felicidad, lo puedes hacer con más calma, sin tanta urgencia. Pero si estás enfermo y tienes síntomas físicos, deberías comprometerte más fervientemente con esta causa, ya que la necesidad es mayor.
Podemos consultar con decenas de expertos, y estos, nos darán su opinión y sugerencias con mayor o menor acierto. Pero en definitiva es nuestra responsabilidad personal informarnos y aprender lo máximo posible sobre los temas que confieren a nuestra salud. Cuanta más información tengamos, mejor podremos valorar y decidir hacia dónde nos vamos a dirigir.
Hay ciertos pilares que sostienen cualquier recuperación y que son innegociables en el camino.

Lo primero sería todo lo concerniente al cuerpo físico, con la dieta y la detoxificación necesaria. Para lograr este objetivo, la guía de recursos es abrumadora.

Las emociones y sentimientos, sin duda alguna, también juegan un papel fundamental y deben ser trabajadas con la máxima profundidad que sea posible.

Sólo con estos dos primeros puntos ya se puede hacer un increíble trabajo. Vendrían a ser los cimientos necesarios para construir una estructura de salud y felicidad en nuestras vidas, independientemente de nuestras creencias y valores.

Si somos unos aventureros y nos gusta explorar los confines de la mente y la energía, los recursos serán también en este caso inagotables.

Y por último si nos adentramos en el mundo del espíritu, que según mi humilde opinión, es de donde nace y adonde se dirige todo, lograremos darle un sentido mayor a todo el puzzle, permitiéndonos vivir la experiencia desde un punto de vista más relajado y equilibrado.

Puedo constatar que hoy en día contamos con infinitos recursos de los que podemos abastecernos y aprender. Es increíble la cantidad de información valiosa a la que podemos acceder fácilmente hoy, simplemente queriendo hacerlo. Es imprescindible tener la curiosidad y la intención de acceder a ella, sin creernos lo que se nos ha dicho durante toda nuestra vida. Debemos tener una mente abierta capaz de observar, asimilar y decidir al respecto sin prejuicios.

Llevo ya unos años devorando cualquier información que caiga en mis manos y considere que vale la pena, y os aseguro que tenemos a nuestro alcance recursos de sobra para lograr vivir vidas plenas y felices. Lo único que me separa de ese logro es ver hasta qué nivel cumpliré ese compromiso conmigo mismo.
Y tú ¿te vas a comprometer?

compromiso

Anuncios
Publicado en Información general, Reflexiones | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

YO NO SOY MIS INTERPRETACIONES DEL MUNDO

La libertad que habita en dejar de identificarse con nuestras opiniones y valoraciones de todo lo que nos rodea, nos permite experimentar el mundo desde otra perspectiva, desde un punto en donde somos conscientes de las limitaciones, propias y ajenas, que condicionan nuestra vida.
De este modo es más fácil no sufrir innecesariamente por nuestros pensamientos , y así, aumentar nuestro nivel de felicidad.
Todos somos conscientes de vernos teniendo todos esos pensamientos, como si a través de una cámara de cine nos pudiésemos observar. Eso nos indica que hay algo por encima de nuestra mente, que observa la situación desde un punto neutro, y que filtra nuestra experiencia mediante los resentidos y sensaciones que le enviamos, dando respuesta en base a ellas.
La cuestión es que eso de estar presente de ese modo, permanentemente en nuestra vida, es algo más fácil de decir que de hacer.
Es algo parecido a la receta de la felicidad, algo que nos lleva a un nivel de conciencia más elevado pero que requiere de nuestro compromiso y dedicación. Esa dedicación conlleva un trabajo personal e intransferible, con el objetivo de liberar todos los programas inconscientes que interfieren con el ordenador que sería nuestra mente. Programas que se auto inician y nos llevan a experimentar las mismas situaciones, teñidas del mismo color emocional, actuando como una barrera invisible que impide nuestra libertad de elección.
¿Cuántas personas que sufren, (o no son felices en sus vidas, o ven el mundo de un determinado modo, o simplemente creen que hay algo en su percepción del mundo que está mal, algo que funciona de un modo que no debería ser pero no pueden identificarlo), dedican su tiempo estudiar esto?
Aprender a vivir la vida sin reaccionar a ella, no te convierte en un zombi inerte, al contrario, te da una nueva perspectiva en la que puedes disfrutar del mundo y no a pesar del mundo, y te proporciona una libertad de elección, para saber qué es lo que quieres en cada momento que sea bueno para ti.
Y es evidente que elegiremos las opciones menos acertadas muchas veces , y las analizaremos posteriormente para sacar las conclusiones necesarias, en base a nuestras propias limitaciones. Pero esa toma de decisiones incorrectas se irá espaciando en el tiempo cada vez más, gracias al aprendizaje que nos proporciona su observación consciente, y el estado emocional derivado de su experiencia.
¿Hasta dónde estás dispuesto a bajar dentro de la madriguera?

multitud2

Publicado en Información general, Reflexiones | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

TALLER DE TRANSGENERACIONAL EN GRANOLLERS

El próximo día 17 de junio realizaré en Granollers un taller dedicado exclusivamente al transgeneracional. Aprenderemos a confeccionar un árbol genealógico y a extraer e interpretar toda la información que contiene. La primera parte será teórica y la segunda práctica.

Sois todos bienvenidos. Muchas gracias.

transg_cartel_granollers1

Publicado en Talleres y formación | Etiquetado , , , | Deja un comentario

PERCIBIR EL MUNDO

Tú tienes la capacidad de percibir el mundo como tú quieras percibirlo.
Portamos una información genética que nos condiciona a experimentar ciertas situaciones en nuestra vida. Situaciones que siempre elegiremos nosotros. Y  sí, es cierto que las elegimos nosotros. Nosotros elegimos estar siempre en el momento justo y en el sitio adecuado.

Ya sea de manera consciente, o inconscientemente, tomamos una serie de decisiones que nos llevan a experimentar situaciones en nuestra vida.

Nuestro nivel de decisión se basa principalmente en la manera en cómo sentiremos esas experiencias, con qué ojos las miraremos, desde qué nivel de conciencia las contemplaremos, y las resentiremos a nivel emocional y biológico.
Esa mirada es algo difícil de llevar a cabo, puesto que el funcionamiento normal es el de la reacción. Reaccionar rápidamente a los estímulos, sin pararse a sentir como nos sentimos, a notar esa reacción en nosotros mismos y analizarla, y así no precipitarnos a través de ella.
Es algo que sin duda debe practicarse constantemente en las situaciones que lo requieran, pero con la práctica, sucede que cada vez se reacciona menos, proporcionando un equilibrio emocional.

¿Te atreves?

formas-de-percibir-el-mundo-Sistema-VAK

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

SE HACE SABER…

Vayas donde vayas solo ves gente intentando sobrevivir. Es decir, hay unas leyes de supervivencia que son iguales para todos y cada uno de nosotros, estas leyes tienen que ver con el alimento, la respiración, la pareja, la reproducción, los hijos, la desvalorización, la protección y el territorio, básicamente. Por muy diferente que sea la cultura o las tradiciones de cada uno de nosotros, todos estamos bajo la influencia de esa información ancestral, y todo nuestro funcionamiento, aunque inconscientemente, gira en torno a ella.
Del mismo modo, cada músculo, tejido, órgano, función y en definitiva, célula del cuerpo está relacionada con alguna de estas leyes. De este modo podemos relacionar diferentes patologías y estados de ánimo con conflictos biológicos, que nos suceden o nos han sucedido, y así poder descubrir situaciones y vivencias que estamos experimentando, que producen que alguna de esas leyes biológicas sean percibidas incoherentemente por nuestro inconsciente, activando así al síntoma que viene a ponerlo de manifiesto.

Cuando nos damos cuenta de esta correlación, es cuando podemos hacer algo para equilibrar esa ley. Así, es importante tomar conciencia de cómo estamos viviendo esa situación, y poder verla de otra manera, sentirla de otra manera, y así, el mensaje que damos a nuestro inconsciente cambiará, y no necesitará al síntoma para expresar la incoherencia.

Todo se complica un poco más, si añadimos a lo anterior,la influencia de lo que vivimos en la barriga de nuestra madre y los primeros años de vida. Momento en el que no estamos todavía desarrollados completamente y somos susceptibles de hacernos portadores de mochilas emocionales que no nos pertenecen, pero que nos afectarán toda la vida si no somos conscientes de ellas.

Sin olvidarnos de lo que ya la epigenética conductual nos ha explicado, que es la enorme influencia que tienen los traumas vividos  por las generaciones anteriores a nosotros. Traumas que se convierten en todo tipo de síntomas, conductas y vivencias, que resuenan con esa ley biológica que no fue satisfecha por nuestro antepasado, y se convirtió en un conflicto para él, que no supo resolver adecuadamente.

Este cóctel de tres ingredientes es el que dibuja lo que somos y nuestra vida, el que guía nuestras experiencias constantemente, sin un solo segundo de descanso. Son las instrucciones del piloto automático que llevamos conectado permanentemente, llamado “el inconsciente”, que bajo su única prerrogativa de proteger nuestra supervivencia, hará lo que crea necesario para llevar a cabo su tarea.

Pregonero

Publicado en Información general, metodología, Patologías, Reflexiones | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

¿TRANSMITES O CREAS?

A veces me sorprendo a mí mismo pensando en la cantidad de personas , de seres humanos que vivimos en este planeta , y en como todos vivimos vidas tan diferentes.

Pienso en como, a cada segundo, suceden millones de historias diferentes. Historias de crueldad y compasión, de asesinato y muerte, historias de nacimiento y alegría, historias de amor y desamor, de abnegado trabajo y egoísmo supremo, de violencia y cariño, de contemplación y frenesí, de sexualidad y castidad, y así podría seguir y seguir poniendo ejemplos de diferentes vidas que suceden a cada segundo.

Casi podemos imaginar cualquier tipo de situación, y, es posible, que eso mismo que imaginamos, esté sucediendo en este mismo instante.

¿Realmente tenemos la capacidad de imaginar o simplemente accedemos a la información de lo que ya ha sucedido o ha sido expresado previamente, en un Universo de información infinita?

¿Cómo no pensar que podríamos ser una especie de pieza de un aparato mucho más grande, y que tenemos acceso en mayor o menor medida, a la información que contiene el Todo del que formamos parte?

¿En qué punto pasamos de ser simples transmisores de información a ser creadores de algo diferente y nuevo?

Ésta última es una pregunta interesante, que nos llevaría a sumergirnos, sin lugar a dudas, en una auto-búsqueda de nuestros actos y pensamientos, en la que deberíamos discernir cómo cada parte de nuestra personalidad pertenece a la parte repetitiva y transmisora, o, a la parte creativa e innovadora.

¿Pero realmente tenemos esa capacidad, o simplemente sólo podemos experimentar lo que ya ha sido experimentado previamente? ¿En qué momento dejamos de ser robots inconscientes teledirigidos para ofrecer algo diferente al banco de datos de la inteligencia Universal?

Unas interesantes preguntas para pensar en ellas….

tierra

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , | Deja un comentario

EL JUEGO DE VIVIR

Estamos jugando a un juego en un tablero llamado Tierra. Es importante por lo tanto conocer las reglas del juego, ya que el hecho de no conocerlas nos perjudica en cierto modo en su desarrollo.

Es evidente entonces el interés en reconocer esas reglas y aprenderlas para un buen desarrollo de la partida.

La mayoría de la gente cree que simplemente no hay reglas, que no hay que atenerse a otra cosa que no sea la casualidad y la causa-efecto, en un mundo en el que las decisiones se toman influidas por unas emociones que no podemos controlar.

Pero es ésta una visión muy sesgada de lo que en realidad podría suceder.

Hay una pregunta que últimamente recorre mi cabeza, que explica un poco la tremenda locura en la que vive el mundo de hoy en día:
Si sé que algo no es bueno para mí ¿por qué sigo haciéndolo?
Y su versión contraria:
Si sé que algo es bueno para mí ¿por qué no lo hago?

Para responder a esta sencilla pregunta es necesario zambullirse en un mar de respuestas: pensamientos, creencias, programaciones, autoestima, fobias, desvalorización, y muchos otros matices qué cincelan nuestra personalidad y nos impiden expresarnos con coherencia.
Es en la transformación de esos matices en lo que consiste el juego de vivir, y así, a través de esa mutación, nuestra comprensión y nivel de conciencia también crece exponencialmente.

Pero no es tarea insignificante embarcarse en semejante proyecto. Hay que estar preparado para surcar las desconocidas aguas del mar de nuestro inconsciente. Aquel que guarda nuestros más preciados tesoros y nuestras más terribles maldiciones, que en el fondo son también tesoros.
Habrá que capear temporales y terribles tempestades que nos harán zozobrar y nos llevarán al borde del naufragio. Pasaremos sed y hambre de emociones y reacciones a las que estábamos acostumbrados.
Veremos espejismos que creeremos que son reales y nos daremos cuenta de que no lo son.
Las bestias acechantes, a la espera de un descuido, de una equivocación, nadarán en círculos a nuestro alrededor.
Alguna isla desierta nos tentará para quedarnos en ella y escapar del viaje.
Siempre existirá el peligro de que una vía de agua pueda hacernos ir más lentos o incluso llegar a detenernos.
Los que logren superar el camino llegarán a un puerto dónde nunca habían atracado. Esa apertura de conciencia permitirá ver las cosas desde otro punto de vista y con otras emociones asociadas, lo cual repercutirá en su estado físico y anímico. Y emitiendo esa información al campo cuántico, es de esperar que éste la devuelva como experiencias de vida en sintonía con ella.

¿Qué te impide hacer lo que sabes que te conviene?
¿Qué te impide ser coherente en tu vida? ¿Acaso crees que no tienes la capacidad de hacerlo?

Piensa en ello.

vivir

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , , | Deja un comentario